• ВКонтакте
  • Facebook

Тексты на испанском

Cocina de Espana

Galicia y zona Cantábrica
País Vasco
La Rioja. Navarra. Aragón
Cataluna
El Levante
Andaluzia
La Meseta
Las Islas Baleares y Canarias
Recetas

Hablar de la existencia de una única cocina "española" no sería muy acertado en el caso de nuestro país. Habría que hacerlo de un conjunto de cocinas regionales, diversas e independientes. Estas cocinas son el reflejo de la historia y la cultura de los pueblos que forman parte de España.

La nuestra es una cocina variada con puntos en común que la relacionan. Por poner unos ejemplos, diremos que los asados de carne abundan en la Meseta, que los arroces son típicos del Levante español o que los fritos de aceite de oliva son típicamente andaluces; pero todo ello es simplificar en exceso. En la mayoría de hogares españoles, además de los platos originales de la zona, se preparan platos de otras partes del país.

A pesar de la comentada variedad, hay una serie de rasgos comunes que podemos resumir y que caracterizan a todo nuestro territorio:

  • El uso de aceite de oliva como grasa base culinaria, tanto en crudo, como para fritos y sofritos.
  • La utilización de cebolla y ajo, como condimentos básicos.
  • El sofrito como inicio en la preparación de muchos de los platos.
  • El consumo de pan en las comidas.
  • La preponderancia de las sopas como primer plato.
  • La abundancia de ensaladas, sobre todo en verano.
  • La costumbre de tomar vino o cerveza con las comidas.
  • La fruta en el postre o algún lácteo (normalmente yogur). Los dulces (tartas o pasteles) se suelen reservar para los días especiales.

Entre la gran cantidad de platos que conforman el amplio y diverso recetario español, hay unas pocas que puedan considerarse comunes en todo el territorio. Algunas de ellas tienen un origen conocido y se siguen asociando a determinadas regiones, aunque se preparen por todo el país, por ejemplo la tortilla de patatas, la paella, los pistos, el gazpacho, las migas o los embutidos (jamón serrano, chorizo, morcilla), así como los quesos (no hay región que no tenga los suyos). Son frecuentes los platos con legumbres como base (lentejas, garbanzos, alubias, etc.), los cocidos o potajes, aunque cada región tiene estos platos con sus propias características. Sin olvidar el pan que tiene muchas formas de realizarse, dando variedades muy distintas en cada región. Y, sobre todo, donde más coinciden las distintas regiones es en los postres y dulces: el flan, las natillas, el arroz con leche, las torrijas, las magdalenas o los churros, son algunos de los más representativos.

Igualmente, no podemos hablar simplemente de vino español. Aquí usar el plural es tan necesario como en la gastronomía.

El vino cuenta con una tradición milenaria en España, desde la introducción del cultivo de la vid y su conversión en vino por los fenicios.

La variedad de vinos que podemos encontrar a lo largo del territorio español es muy grande. Cada Comunidad Autónoma presenta varias zonas vitivinícolas de interés (las Denominaciones de Origen) que producen vinos de gran calidad y fama como los Rioja, Ribera del Duero, Jerez, Penedés... Pero otras regiones menos conocidas en el exterior también elaboran caldos de gran calidad, de interesante presente y fantástico futuro. Incluso hay vinos que no pertenecen a ninguna D.O y que pueden ser de gran calidad y para los que se ha acuñado la indicación geográfica Vinos de la Tierra.

Incluso aquellos que no tienen costumbre de consumir vino, suelen tomarlo en algunas ocasiones en forma del conocido como "tinto de verano", combinado con limonada, o en forma de sangría, una de las bebidas típicas españolas más conocidas en todo el mundo.






Курсы испанского языка в BKC-ih
Сеть школ с Мировым опытом!